Luce una piel perfecta este invierno

Nos encontramos en pleno invierno y, como es lógico, los días de frío y mal tiempo son más que habituales. En estas fechas pensamos que la operación bikini aún está muy lejos. Es fácil caer en la tentación de olvidarnos de cuidar adecuadamente la piel, ya que la exponemos menos que en verano. Pero, ¿por qué has de renunciar a lucir una piel perfecta y sana en invierno también?

Sentirte guapa, con una piel perfecta, suave y depilada, te ayudará a obtener más seguridad en ti misma y a disfrutar del invierno a tope, con todas las ventajas que nos ofrece.

Pero, ¿sabes cuáles son los enemigos de nuestra piel en esta época del año? Te ayudamos a detectarlos, a combatirlos y prevenirlos con eficacia.

Calefacciones

Las calefacciones influyen en el estado de nuestra piel. Las temperaturas altas y los cambios bruscos de temperatura, ocasionan agresiones cutáneas provocando que la piel luzca enrojecida e irritada. Solemos conectar la calefacción con el termostato en un rango de 22º a 25º en invierno.

Sin embargo la temperatura aconsejada para conservar una piel perfecta es de 17º a 20º y la humedad debe mantenerse al 50%. No es aconsejable que pases frío, ya que puede ocasionar problemas de otro tipo, pero sí es importante que no subas en exceso tu calefacción y que utilices humidificadores para aumentar la humedad del ambiente.

El clima

El aire frío y seco elimina los aceites naturales de la piel y como consecuencia, ésta se irrita provocando lo que comúnmente se denomina “quemaduras por el viento”. Para evitar estas irritaciones, protégete del frío, pero cuidado con la lana, ya que en contacto con la piel puede ocasionar picores e irritarla.

Hidrátate siempre antes de salir a la calle sin excepción, y no solo la zona facial, no olvidemos que las manos también sufren las inclemencias del tiempo; hidrátalas y protégelas con guantes.

El sol

Aunque estemos en invierno el sol sale todos los días, no lo olvidemos, y puede provocar sequedad, manchas solares, arrugas o melanomas en nuestra piel. Tendemos a olvidarnos de protegerla en invierno, porque pensamos que la radiación solar no es dañina en esta época. Nada más lejos de la realidad, los rayos UVA y UVB atraviesan incluso la capas de nubes, por lo que debemos aplicarnos cremas o maquillajes con protección solar todos los días del año.

Nutrición y falta de líquidos

En invierno tendemos a consumir alimentos más calóricos y a reducir la ingesta de otros que relacionamos con épocas más calurosas,  por ejemplo las ensaladas cuyo ingrediente más habitual, la lechuga, contiene un alto contenido en agua. En esta época sentimos menos sed y tomamos menos líquidos, pero esto no quiere decir que no los necesitemos, el cuerpo está compuesto en un 60% de agua y ésta es parte fundamental para la hidratación de tu piel.

Por ello, introduce en tu dieta alimentos con alto contenido en agua, como la lechuga, el pepino, el tomate, el apio o la espinaca. Sin olvidar la importancia de consumir frutas que además de hidratar contienen muchas vitaminas beneficiosas, pudiendo consumirlas enteras o en zumo, por ejemplo; el kiwi, la manzana, la papaya, las uvas o la naranja.

Y no te olvides de beber los 2 litros diarios de líquido que los expertos en nutrición aconsejan para estar saludables. Además de agua puedes tomar tés, zumos, caldos o café.

Baños muy calientes y abundantes duchas

La temperatura muy alta del agua del baño causa flacidez en la piel y la reseca, por lo que el agua ha de estar tibia o templada. Por otro lado, es más conveniente la ducha que el baño ya que la inmersión proporciona mayor sequedad en la piel.

Si aun así eres fan de un buen baño, evita permanecer mucho tiempo en el agua. No te duches tampoco demasiado, lo ideal para la piel es ducharse cada dos días con un jabón neutro y secándose sin frotar, sin dejar ninguna zona húmeda. A continuación, aplícate tu leche hidratante por todo el cuerpo para hidratar tu piel.

La falta de constancia

Este último enemigo somos nosotras mismas. La vida de invierno, más ajetreada y estresante que la de verano, nos lleva a olvidarnos de los cuidados propios que nuestra piel necesita y a no ser constantes en su hidratación.

Para lucir una piel perfecta y suave este invierno, no te olvides de limpiarla adecuadamente e hidratarla bien todos los días. Sé constante y tu piel te lo agradecerá.

Así que, ya sabes, este invierno no descuides tu piel y cuídala como se merece. Siguiendo estos consejos y tu tratamiento en tu Centro Pelostop, ahora, también en invierno ¡lucirás irresistible!

¿Cómo funciona el ciclo de crecimiento del pelo?

Completa infografía del ciclo piloso y sus fases

Con la llegada del verano, la existencia de pelo en determinadas partes de nuestro cuerpo resulta un problema con el que nos tenemos que enfrentar. La depilación láser es nuestra mejor arma.

Continue reading

7 consejos sobre la depilación láser que no debemos olvidar

Consejos para la depilación láser

Lo que debes saber antes de empezar tu tratamiento.

Antes de empezar un tratamiento de depilación láser, hay algunas cuestiones que deberías tener en cuenta. A continuación te contamos algunas de las más básicas en estos 7 consejos para la depilación láser que no debemos olvidar.

Continue reading

¿Cuál es la edad recomendada para la depilación láser?

En los últimos tiempos, se viene observando que cada vez son más los adolescentes, e incluso niños, que desean someterse a un tratamiento de depilación láser. Esto hace que los padres se planteen si la depilación láser puede ser perjudicial o no, y que quieran saber cuál es la edad aconsejable para empezar.

Continue reading

Diferencias entre depilación láser y fotodepilación

DECÍDETE Y EMPIEZA

Estás harta de tener que estar siempre pendiente de si te has depilado o no, de tirones, de ceras calientes y de pelos que ya pinchan nada más rasurarte…. Y te has decidido por la depilación definitiva.

¡Perfecto, enhorabuena!!!

Además ahora es el momento perfecto; empiezas tratamiento y tienes todo el otoño e invierno para eliminar tu vello y llegar al buen tiempo con tu piel por siempre depilada y perfecta.

Entonces… ¿Depilación láser o Fotodepilación (IPL)?

Para empezar, debes saber que fotodepilación, en realidad, es un término que abarcaría ambos tipos de depilación (láser y luz pulsada), aunque se haya popularizado para denominar a la Luz Pulsada y diferenciarla del láser, de ahí la confusión. Pero se ha de dejar claro que depilación láser y fotodepilación no es lo mismo.

La diferencia radica en el tipo de luz empleada. Para que lo entiendas mejor, podríamos hacer una comparación donde la Depilación Láser es pesca selectiva, mientras que la Fotodepilación (o IPL) es pesca de arrastre.

La Depilación láser es mucho más precisa. El equipo láser aplica una luz monocromática (de un solo color) de manera que esta luz es más fácil de absorber por la melanina. Las partículas de luz van en la misma dirección y en la misma longitud de onda a través del vello, acabando en la raíz y destruyéndola. Por lo que el láser es más puntual, eficiente y preciso.

La Fotodepilación (IPL o Luz Pulsada Intensa) es versátil. Apta con resultados para cualquier tipo de piel. Su principal inconveniente es que puede causar más quemaduras e irritaciones.

La luz es de carácter policromático (de varios colores) y el haz de luz se mueve en todas las direcciones con distintas longitudes de ondaEl IPL es un tratamiento más lento, y necesita de más sesiones porque no es tan efectivo; en principio la única ventaja que tiene es que es más adaptable a los tipos de piel y vello.

 

En PELOSTOP, vencemos esta limitación gracias a nuestra plataforma combinada de tecnologías láser.

Disponemos de Láser Alejandrita y Láser Diodo, con los que podemos abarcar la depilación de todo tipo de piel, vello y sexo de nuestros clientes, con la máxima efectividad.

Si tienes un tipo de vello oscuro con una piel clara o media, lo tuyo es el Láser Alejandrita.

Si por el contrario tienes una piel más morena o presumes de bronceado, tu láser es Diodo.

Sea cual sea tu combinación de piel y vello, incluso pieles muy bronceadas, puedes depilarte con nosotros con la mayor efectividad y la última tecnología adaptada a ti.

Más info en Pelostop.es o en el 900828410

Depilación láser y el verano

¡Ya estamos en verano! Qué bien 😉 La época del año más deseada por much@s. Pero debemos recordar la cuestión del bronceado, la depilación láser y el verano, el sol y el cómo evitar problemas en la piel.

Como ya sabéis, el efecto más importante que tiene la radiación del sol (o los rayos UVA) sobre la piel es el aumento de producción de melanina, lo que técnicamente llamamos “melanogénesis” o coloquialmente, broncearse o ponerse morena.

La melanina es un fotoprotector natural de nuestra piel, altamente eficaz, ya que es capaz de absorber hasta el 99% de la energía de radiación ultravioleta del Sol. La melanina es a la misma vez también la que absorbe la energía del láser convirtiéndola en calor. Por ello, en los centros Pelostop, preguntamos los antecedentes recientes de bronceado y revisamos adecuadamente el estado de la piel antes de tratarla.

Advertimos expresamente la prohibición de tomar el sol o a los rayos UVA entre 2 y 10 días justo antes y después de cada sesión, así como usar diariamente protección solar durante, al menos, un mes después de la sesión en las zonas donde os habéis hecho el láser.

Por norma general, os aconsejamos no tomar el sol ni tomar rayos UVA entre 2 y 10 días antes o después a la sesión de depilación láser; y consultad o informad al personal de vuestro centro PELOSTOP a fin de que os realicen los ajustes necesarios al tratamiento para evitar cualquier problema. Tratar una piel expuesta al sol aumenta el riesgo de quemaduras y manchas y, en consecuencia, malos resultados en la eficacia del tratamiento.

Pensad que la zona de la piel depilada con láser necesita un tiempo para recuperarse. La raíz del folículo piloso necesita reparación y aunque nosotros no lo apreciemos directamente, la zona depilada está “inflamada”.

No es lo mismo tratar una persona que se quiere depilar las axilas (donde prácticamente no hay bronceado ni sol) y que hace dos días fue a la playa, a otra persona que quiere depilarse la cara y cada día sale a pasear por la calle.

¿Por qué NO deberíamos tomar el sol ANTES o DESPUÉS de recibir el tratamiento láser?

Porque previamente hemos recibido una dosis de calor importante en las zonas de la piel que serán tratadas por el láser. La exposición al sol tiene efectos que pueden perdurar hasta 2 o 3 días (aunque nosotros no lo notemos).

Si volvemos a someter la piel a otra dosis de calor por el láser, estamos acumulando todas las energías recibidas en la zona, y podéis desarrollar accidentalmente una quemadura.

¿Cuál es la pauta a seguir cuando ya os habéis depilado en un centro PELOSTOP y queréis tomar el sol?

Como ya hemos comentado antes en estos casos os aconsejamos:

  • El uso de crema de protección total en la zona tratada durante el tiempo que esté expuesta al Sol. Recordando que cada vez que os bañéis, deberéis reponerla.
  • Uso de cremas hidratantes con aloe vera como la que os aplicamos y tenemos en los centros, antes y después de la exposición al Sol.
  • Limitar el tiempo de exposición directa al Sol

¿Cuál es la pauta a seguir cuando ya habéis tomado el sol y queréis depilaros en PELOSTOP?

El tiempo que debe transcurrir desde la toma de sol hasta la realización de la sesión láser está en relación a vuestro tipo de piel y del tipo de láser con el que os depiláis. Como orientación general, el tiempo que debe transcurrir entre la toma de sol y la siguiente sesión láser es de:

Láser ALEJANDRITA Láser DIODO
Fototipo I-II 4 – 5 días 1 – 2 días
Fototipo III 6 – 7 días 2 – 3 días
Fototipo IV 8 – 10 días 3 – 4 días
Fototipo V 4 – 5 días

 

NORMAS y CONSEJOS que debéis seguir:

Mientras dure el tratamiento láser es conveniente:

  • Evitar en lo posible la exposición solar, las sesiones de rayos UVA y el uso de autobronceadores de las zonas a depilar.
  • Siempre proteger del sol la zona a tratar y es necesario utilizar una protección solar alta (a partir de 30fp).
  • Si tenéis previsto tomar el sol y posteriormente acudir a uno de nuestros centros, es imprescindible el uso de crema solar de protección alta en las zonas que tengáis previsto tratar. Por supuesto, las zonas no expuestas al sol (axilas, pecho, glúteos, pubis, periné) podemos tratarlas sin problema.

Esperamos que estos consejos os ayuden a tener un mejor verano sin vello, a cuidar vuestra piel y a seguir disfrutando de la depilación láser y el verano. Con PELOSTOP, por supuesto.

¡¡Este verano, #SiempreAPunto!!

Se depilan los hombres?

La depilación masculina está en auge. En la actualidad cada vez son más los hombres que optan por depilarse zonas de su cuerpo, como las piernas o la espalda, al margen de otras zonas como la facial tan común en su caso.

Hasta la aparición del láser, los hombres recurrían en la mayoría de los casos a técnicas de depilación como la cuchilla o cremas depilatorias y en menor medida la cera, técnica que resulta muy dolorosa para ellos.

Sin duda la depilación láser ha supuesto una revolución dentro de la depilación masculina, constituyéndose como una de las alternativas más beneficiosas para ellos por diversas razones: además de ser una técnica de depilación rápida y fácil, sus resultados son muy satisfactorios y definitivos.

Todos estamos de acuerdo que la cuchilla es un método muy socorrido pero actualmente es una realidad que la opción del láser es la solución más ventajosa para la depilación masculina, no solo por sus beneficios higiénicos sino también estéticos; por ejemplo en algunas zonas tan latosas como la espalda o axilas en épocas como verano en la que se luce más el cuerpo.

La tendencia actual en nuestro país es que cada vez más hombres recurren a técnicas de depilación láser en zonas como las piernas y en la espalda incluso el pecho. Este hecho está directamente relacionado con la estética, esos horrorosos pelos en espalda y hombros, sumada a la tendencia actual del culto al cuerpo. Otras zonas que se depilan en menor medida son la cara, donde la presencia de pelo es algo muy asociado al género masculino y la desaparición definitiva del vello sería algo menos usual en los hombres.

Otro segmento de la población masculina que se depilan grandes zonas son los deportistas profesionales y semipro. Triatlón, duatlón, natación y ciclismo son los deportes más comunes, ya que facilita el tema de masajes, y de roce con la equipación, entrenamientos, reduce sudoración y mejora sus marcas.

Estos meses de invierno son un buen momento para empezar el tratamiento de depilación láser y llegar a la temporada de ponerse menos ropa y enseñar más cuerpo con una piel perfecta y sin vello.

www.pelostop.es/promociones