¿Puedo tomar fármacos durante la depilación láser?


Todos sabemos que la depilación láser es, de todos los métodos de acabar para siempre con el vello, la más segura. Sin embargo, si estamos tomando algún medicamento, sea del tipo que sea, debemos tener la precaución de notificarlo siempre, antes de empezar un tratamiento de este tipo.

Cuando acudimos a un centro Pelostop para realizar un tratamiento de depilación láser, debemos poner en conocimiento de sus responsables nuestros antecedentes personales. Es decir, comunicar en la primera visita qué enfermedades hemos tenido, qué operaciones quirúrgicas se nos han practicado y, por supuesto y muy importante, si estamos tomando algún medicamento y cuál es, incluso aunque creamos que no tiene importancia.

Se trata de una medida preventiva, puesto que sólo existen unos pocos fármacos que están contraindicados con el tratamiento, pero así evitamos posibles perjuicios. En el caso que algún medicamento presente contraindicación, cabe la posibilidad que se nos indiquen que es conveniente esperar antes de empezar el tratamiento.

Evidentemente, no todos los fármacos tienen una “contra-indicación absoluta” para la realización del tratamiento de depilación láser. Algunos son totalmente inócuos y en otros existen otros factores que también debemos tener en cuenta, como por ejemplo, tipo de medicación, dosis, duración del tratamiento…

Puede ser que éste no sea incompatible y podamos empezar el tratamiento ya, en cuyo caso es conveniente asimismo que el técnico láser que lo va a realizar conozca también la medicación, puesto que de esta manera decidirá qué tipo de láser emplear, qué energía de tratamiento seleccionar y la periodicidad de las sesiones que se llevarán a cabo. Por eso, lo ideal es que siempre comuniques en el centro si estás o vas a iniciar un tratamiento farmacológico, para que sea nuestro departamento especialista quien pueda asesorarte mejor dependiendo del fármaco que sea.

Lo que sí debemos saber es que existen fármacos que son más fotosensibles que otros y que se deben evitar si tienes pensado realizarte una sesión de depilación láser. De todos los medicamentos que presentan incompatibilidades, se hallan los que producen una mayor fotosensibilidad, entre los que se encuentran los antidepresivos. (las tasas de incidencias de sensibilidad en la piel es menor del 1%; y no hay publicaciones médicas que refieran a casos de fotosensibilidad producidas por tratamientos láser).

Depilación láser y antidepresivos no son una buena mezcla.

Esta fotosensibilidad provoca que nuestra piel sea más vulnerable, debido a lo cual, y para evitar que se pudiera producir alguna quemadura, debería realizarse el tratamiento con una intensidad mucho menor a la adecuada, por lo que el resultado podría no ser el deseado.

Los agentes químicos incluidos en los antidepresivos y que provocan la fotosensiblidad, y, como consecuencia, las posibles reacciones alérgicas a los tratamientos de depilación láser son los siguientes:

  • Amitriptilina
  • Flotriptilina
  • Amitriptilina
  • Doxepina
  • Desipramina
  • Trimipramina
  • Imipramina
  • Protriptilina

 

Si aún te quedan dudas sobre cómo reaccionará tu piel, no debes preocuparte porque, si hay algo que nos diferencia de otros centros no especializados en tratamientos láser, es nuestra “PRUEBA DE TOLERANCIA”, con la que podemos valorar cómo respondes al futuro tratamiento y te dejará más tranquila ante cualquier duda que puedas tener sobre el láser y tu piel.

Por eso, es realmente imprescindible comunicar la toma de cualquier fármaco en la primera visita gratuita a nuestro centro Pelostop, a modo de prevención. Puedes encontrar más información en Pelostop.es.