7 planes para disfrutar en Semana Santa sin salir de tu ciudad


¡Por fin! Tenemos a la vuelta de la esquina la Semana Santa y con ella, esas vacaciones que tanto estabas esperando. Es el momento de hacer planes y decidir qué vas a hacer estos días… Es el momento de repasar los destinos clásicos: ¿Playa? ¿Montaña? ¿Un viaje al extranjero, tal vez?

Sin embargo, no todo el mundo puede permitirse salir fuera de la ciudad durante estas fechas. Por obligaciones laborales, familiares o simplemente porque no sea lo más saludable para tu bolsillo en estos momentos, tal vez tú seas uno más de los que se quedará en casa durante estas fechas.

¡Enhorabuena! Porque que no vayas a hacer un viaje a algún destino exótico no significa que tengas que renunciar a pasarlo bien. De hecho, durante estos días cuentas con una infinidad de opciones para pasártelo bien y disfrutar de los tuyos. Sin ir más lejos, te proponemos alguna de las alternativas de ocio que puedes encontrar en el lugar donde vives.

.

1. Queda con esos amigos que nunca encuentras momento

Ahora no tienes excusa; esta es una oportunidad magnífica para quedar con ese amigo o amiga a quien hace tanto tiempo que no ves. Cada vez que os encontráis os falta tiempo para poneros al día y os prometéis que vais a quedar un día con calma para recordar los viejos tiempos. Pero luego, las prisas del día a día y las agendas se alían para impedir el tan deseado encuentro. ¡No esperes más!

Dale un toque y concretad por fin esa quedada que tanto deseáis. ¡Seguro que no te arrepientes!

.

2. ¡Todos juntos al cine!

La verdad es que, con los precios que tiene y las ofertas de películas online, ya no vamos al cine con la asiduidad con que íbamos antes. Sin embargo, no hay mejor forma de ver una película que a través de la gran pantalla y con esos sistemas de sonido envolventes tan espectaculares.

¿Se te ocurre un plan más apetecible que una tarde de cine en familia o con tu pareja? Sobre todo con los próximos estrenos de la cartelera que prometen muchas aventuras, emoción y diversión a raudales- Y si encima el plan va acompañado de un enorme bol de palomitas y lo rematas con una merienda posterior para comentar la peli, ya lo tienes… ¡Una tarde inolvidable!

.

3. Pasa un momento “cocinillas”

¿Qué tal si, por un día, te lías el delantal a la cintura y te conviertes en chef por unas horas, como si fueras un concursante de Masterchef. Deja a un lado por una vez el fast-food, los platos precocinados y las fiambreras y lánzate a sacar al cocinillas que llevas dentro preparando un menú especial de fiestas.

Saca el libro de recetas, elige alguna de tus favoritas, prepara la lista de la compra y planifica cada uno de los platos y cómo vas a presentarlos; cocinar es mucho más divertido si lo preparas concienzudamente. Y si quedas con tus amigos o familia y os repartís el trabajo en la cocina, las risas y el buen rollo estarán asegurados.

.vacaciones urbanas

4. Hazte pasar por turista

¿A que nunca se te ha ocurrido subirte a uno de esos enormes autobuses pintados de colores chillones que recorren tu ciudad llevando a sonrientes turistas orientales armados con cámaras fotográficas? ¿O contratar una visita guiada al monumento más importante de tu ciudad? Muchas veces vivimos nuestro día a día sin reparar los fantásticos rincones que nuestra localidad nos ofrece ni conocer la historia y secretos que esconden.

Conviértete en “guiri” por un día y descubre los entresijos de tu ciudad. Aprende a mirarla como la vería alguien de fuera y re-enamórate de sus calles y rincones. Seguro que la próxima vez que los recorras a toda prisa camino de alguna cita a la que llegas tarde, los verás con otros ojos.

.

5. La primavera está aquí y tú con estos pelos…

Que sí, que sí… Aunque parezca mentira, ya ha llegado el momento del buen tiempo, el sol y las terrazas. En menos tiempo de lo que puedas creer, estarás luciendo el tipo con la moda que nos espera esta primavera-verano, poniéndote morena/o y demostrando que la operación bikini ha sido todo un éxito.

Pero para eso antes debes de prepararte a conciencia. Pásate por tu centro Pelostop para que te cuenten cómo puedes acabar con ese vello tan anti-estético que salió en invierno y planifica tus próximas sesiones. ¡Recuerda que el láser es tu arma infalible para triunfar este verano!

.

6. Re-decora tu vida

Nada nos ayuda más a romper con la rutina que cambiar el aspecto de nuestra casa. Basta con una simple re-ordenación de la colocación de los muebles para que tu hogar se convierta en un sitio nuevo. Y, si las fuerzas y los ánimos te acompañan, puedes plantearte pintar alguna habitación. O empapelarla con un nuevo diseño.

Y ya que estamos en pleno cambio de estación, ¿qué tal un poco de jardinería? Abril es el mes idóneo para cambiar las plantas que se han mustiado durante el invierno por otras interiores, para dar a nuestra casa un aire más primaveral, y sacar a relucir nuestras plantas de exterior en el jardín.

Está bien, probablemente no sea el plan más descansado que se te podría ocurrir, pero alguna vez deberás llevar a cabo esas tareas que siempre pospones. Piensa en la sensación de renovación y frescura con la que verás tu casa cuando hayas terminado. ¡Verás cómo merece la pena el esfuerzo!

.

7. Prueba a apagar el móvil

Y si ninguno de estos planes te convence del todo, siempre tienes el recurso de apagar el móvil por una vez, sentarte en tu sillón favorito, abrir esa novela que nunca terminas de leer, poner la película que siempre estás deseando volver a ver o leer el post de Siempre a Punto que llevas posponiendo más tiempo del que te gustaría. Date el placer de dedicarte un momento de descanso y relax, ¡Te lo mereces!