¿Has oído hablar alguna vez de los tratamientos corporales de hidrolipoclasia? Se trata de decir adiós a la grasa rebelde que tanto te incomoda para que luzcas una figura increíble. Con estas técnicas obtendrás resultados muy parecidos a la liposucción, pero sin necesidad de entrar a quirófano. Si quieres obtener más información sobre este procedimiento revolucionario, sigue leyendo y te pondremos al día sobre sus principales ventajas, resultados y efectos secundarios.

 

¿Qué es la Hidrolipoclasia?

 

La hidrolipoclasia consiste en eliminar la grasa corporal sin liposucción. Se trata de reducir la celulitis y la grasa localizada, mientras estilizas tu figura y moldeas diferentes partes del cuerpo, especialmente abdomen, brazos, muslos y cintura.

Hay que tener en cuenta algo muy importante. Se trata de una técnica destinada a perder volumen y grasa, algo que es distinto a perder peso.

Los resultados de esta especie de liposucción sin cirugía son visibles desde la primera sesión. El objetivo principal es eliminar la celulitis y la grasa sin que tengas que pasar por quirófano. De hecho, en cada sesión es posible reducir de 1 a 2 centímetros, siempre y cuando hagas una dieta baja en grasas y no tomes nada de alcohol.

Además, es un tratamiento más económico que la liposucción tradicional y resulta más efectivo. La razón es muy sencilla. Esta técnica rompe la célula grasa, por lo que no podrá alojar más grasa dentro de ella. 

La hidrolipoclasia está indicada para personas no obesas o con celulitis que quieran tratar la grasa localizada, que no han sido capaces de eliminar a través del ejercicio. Como hemos comentado, los resultados son inmediatos. De hecho, es posible advertir la pérdida de dos tallas en tres sesiones, acabando con la flacidez y moldeando la silueta.

Eso sí, aunque este método es realmente eficaz, debe complementarse con ejercicios y con una dieta sana y equilibrada al poder formarse células grasas nuevas, donde volvería a acumularse grasa, incluso en zonas que han sido tratadas.

 

¿Cómo funciona?

 

Antes de llevar a cabo cada sesión de hidrolipoclasia, los profesionales de Grupostop estudiarán tu caso y recibirás un diagnóstico personalizado para garantizar resultados. Después, el personal médico se ocupará de delimitar las zonas que se van a tratar con un marcador para la piel, y acto seguido se desinfectarán.

El sistema de aplicación de esta técnica se divide en dos fases diferentes. En primer lugar se lleva a cabo la infiltración de suero hipotónico en la zona a tratar, dando lugar a una reacción del tejido adiposo. Acto seguido, a través de un aparato especial deben aplicarse ultrasonidos de baja frecuencia en la misma zona. De ese modo, se producirá la rotura de células grasas para que sean eliminadas posteriormente a través del proceso metabólico natural. Es lo que se conoce con el nombre de “cavitación“.

Las sesiones suelen durar aproximadamente 60 minutos por zona y el número de ellas irá en función del tipo de grasa acumulada y de la zona a tratar. Normalmente son necesarias unas 3 sesiones, con descansos de un mes entre una u otra. Además, si quieres que los efectos de la hidropoclasia sean aún más visibles, podrás combinarlos con otros tratamientos avanzados, como la radiofrecuencia (aplicación de calor), la mesoterapia corporal (inyecciones superficiales para disolver la grasa) o sesiones de presoterapia adicionales.

Eliminar la grasa corporal a través de este método no requiere quirófano ni hospitalización. Se lleva a cabo de forma segura en la propia consulta a través de uno de nuestros especialistas en medicina estética. Con este sistema ganas en rapidez, comodidad y coste. Además, una vez pasados 60 minutos tras la sesión, podrás volver a retomar tus actividades cotidianas.

Antes de la intervención, anestesiaremos la zona y acto seguido aplicaremos unos leves pinchazos con objeto de inyectar la solución. Puede que el paciente sienta pequeñas molestias con las infiltraciones, todo dependerá de su sensibilidad, pero una vez haya acabado la sesión, apreciará una sensación fresca y muy agradable en la zona.

Una vez hayamos terminado, es recomendable realizar masajes linfáticos para eliminar por completo la grasa localizada y potenciar la recuperación.

 

 

¿Cuáles son los beneficios de la Hidrolipoclasia?

 

La principal ventaja de la hidrolipoclasia consiste en reducir grasa corporal sin cirugía. De ese modo, eliminarás la grasa más rebelde sin tener que optar por un procedimiento quirúrgico que conlleva sus riesgos. Además de su beneficio más destacado, ¿quieres conocer el resto?

        Es resultado es similar a una liposucción quirúrgica, aunque los resultados son más efectivos y el coste es inferior. Al romper las células de grasa, resulta complicado que la grasa vuelva a formarse en su interior.

        No es invasiva, lo que significa que no requiere anestesia ni hospitalización y que no conlleva ningún tipo de riesgo.

        Prácticamente es indolora y no dejar marcas o cicatrices.

        El paciente podrá volver a hacer vida normal de forma inmediata.

        No tiene riesgos, siempre y cuando se realice por manos expertas y en las mejores condiciones como las que encontrarás en nuestros centros Pelostop.

        Es tremendamente efectiva para tratar aquellas áreas pequeñas de grasa localizada

        Sus resultados son a corto plazo, algo que se puede apreciar a través de la reducción de medidas, siempre y cuando se combine con una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

        Prácticamente no tiene efectos secundarios. Tras cada sesión es posible sentir una sensación de ardor o picazón, que desaparece al poco tiempo. A veces pueden aparecer varios hematomas, pero también desaparecen al cabo de pocos días.

 

Reducir de forma fácil y eficaz la grasa localizada en el abdomen, la cintura, las caderas o los muslos.

 

La hidrolipoclasia es un tratamiento increíblemente efectivo con el que podrás reducir esas zonas de grasa rebelde, que no te permiten tener la silueta que tanto deseas. Para obtener resultados efectivos, esta pequeña intervención debe realizarse por especialistas para evitar cualquier tipo de complicación médica o de salud.

En nuestras clínicas estéticas somos expertos en este tipo de terapia. Llevamos muchos años en el mercado y ponemos a tu disposición personal médico experimentado, las mejores instalaciones y equipamiento tecnológico de última generación.

Acabar con la grasa focalizada en muslos, caderas, cintura y abdomen es posible. La hidrolipoclasia está diseñada para la reducción de medidas, a través de un tratamiento mínimamente invasivo que no requiere mucho tiempo.

El procedimiento absorberá la grasa focalizada utilizando la técnica del ultrasonido. Lo que pretendemos es desestabilizar la propia membrana para que la grasa quede inestable. De ese modo, al aplicar el ultrasonido en la zona inyectada, el adipocito se romperá para liberar la grasa por vía natural.

Con la hidrolipoclasia reducirás medidas en las zonas que más te molesten, aunque debes tener muy presente que no conlleva la pérdida de peso. A la hora de eliminar esos kilos de más perdemos grasa corporal, además de músculo, órganos y estructura ósea. Reducir medidas, por su parte, significa reducir grasa, mientras aumentamos la masa muscular. 

Hay zonas del cuerpo donde no es posible reducir la grasa de forma sencilla, de ahí que existan este tipo de procedimientos. Este en particular es muy efectivo en personas que no tengan mucha flacidez ni exceso de grasa.

 

En Pelostop aclararemos todas tus dudas. Contacta con nosotros a través de la web o llámanos por teléfono y te pondremos al corriente de este sistema novedoso sin ningún compromiso.  

 

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario