La depilación láser y el sol

El verano se acerca ya y seguro que ya fantaseas con la idea de las próximas vacaciones… Sin darte cuenta, te sorprendes mirando al calendario y contando los días que te quedan para disfrutar de tu merecido descanso. Sí, el ambiente se llena de anuncios de helados, cremas solares y de posts de pies en la playa; huele a verano… y lo sabes.

Ya has planeado ese viaje que tanto te apetece hacer, tienes ganas de sol, relax y, sobre todo, de liberarte de la vida ajetreada que llevas durante unos días. Empiezas a ver la ropa de verano en los escaparates e inevitablemente caes en la tentación de comprarte alguna prenda veraniega que otra.

 

¡Qué genial es hacer planes para verano, tener tiempo de relax y realizar todas esas actividades que no puedes hacer durante el resto del año!

.

43585613_m

.

Lo que seguramente no olvidas es preparar tu cuerpo para estar estupenda en tu descanso estival. Ya te has puesto manos a la obra con tu Operación Bikini y tienes cita para tu sesión de depilación láser; pero el sol ya empieza a calentar con más fuerza y te gustaría saber cómo puede afectar a tu piel antes y después de tu tratamiento de depilación láser.

No te preocupes, porque aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo tener tu piel depilada y sana cuando el sol más aprieta para poder disfrutar del verano a tope y con total garantía:

.

 1. Evita tomar el sol (rayos UVA o autobronceadores) antes y después de tus sesiones de depilación láser

A todas nos encanta aprovechar los primeros rayos del sol para que nuestra piel vuelva a lucir bronceada. Pero si tienes previsto depilarte, recuerda que debes evitar tomar el sol o darte rayos UVA entre dos y diez días antes de tu sesión láser, dependiendo de la tecnología láser que te vayas a aplicar.

Si hemos sometido la piel a una exposición solar importante, ésta estará irritada y más vulnerable. Si volvemos a aplicar en la piel otra dosis de calor por el láser, estamos acumulando todas las energías recibidas en la zona y provocaréis una lesión. La exposición al sol tiene efectos que pueden perdurar hasta 2 o 3 días (aunque nosotros no lo notemos).

Porque la piel clara tal vez no encaje bien con ese top tan mono que te has comprado o con las bermudas que estrenas este año, pero hará que el tratamiento láser sea más efectivo. Si acudes a depilarte con la piel muy bronceada, habrá menor contraste entre el color del vello y tu piel, lo que puede provocar lesiones en la piel.

Recuerda que el láser es atraído por la coloración del vello; cuanto mayor contraste haya entre el color de tu vello y el de tu piel, más segura y eficaz será la sesión. Así que evita tomar el sol o utilizar cremas autobronceadoras un tiempo antes de cada sesión.

Aunque las ganas de sol sean acuciantes, tampoco debes tomar el sol entre dos y diez días después de tu sesión de depilación láser.  Piensa que, aunque no se vea a simple vista, la zona depilada está inflamada y la raíz del folículo piloso necesita repararse antes de darse un baño de sol. ¡Dale tiempo a tu piel para recuperarse, ella lo agradecerá!

.

..2. Aplícate cremas solares pantalla total durante un mes después del tratamiento

 Es muy importante que mimes tu piel en esos días, ya que ha recibido una fuente importante de calor. La mejor manera de evitar que los rayos UVA del sol penetren en tu piel y puedan causar una lesión, es protegiéndola al máximo con cremas solares de pantalla total o, al menos, factor 30. Si estás en la playa o en la piscina, no olvides volverte a aplicar la crema después de cada baño; ya sabes “más vale prevenir, que curar”…

.

3. Hidrata tu piel antes y después de cada sesión

Siempre es aconsejable que te hidrates bien la zona de piel que te vas a depilar antes de cada sesión. Pero más importante es, si cabe, hidratarla y repararla de nuevo después con cremas especiales como el gel específico Repare H2O de Pelostop. Aplícate el gel antes y después de una exposición al sol junto con tu crema de protección habitual; de esta manera, además de hidratar tu piel, ésta se regenerará y lucirá un aspecto saludable.

.

4. Limita el tiempo de exposición al sol

 Sí, ya sabemos que ahora que no hace ni frío ni calor, es la época perfecta para disfrutar de los primeros rayos de sol en una terracita. Pero piensa que aún no estamos ni siquiera en verano y queda mucho tiempo por delante para disfrutar de un placentero momento al sol.

Evita exponer las zonas tratadas siempre que puedas durante los días posteriores a tu tratamiento. Si te has aplicado la sesión en una zona que suele ir tapada, como las axilas, el pecho, glúteos, pubis, periné…  ¡aprovecha y disfruta del sol sin problemas!

 

.

Pero… ¿Qué sería un verano sin poder disfrutar del lorenzo? No te preocupes, el verano aún no ha llegado y estás a tiempo de depilarte y dejar pasar el tiempo que te aconsejamos antes de exponerte al sol.  Así que no olvides pedir tu cita en tu Centro Pelostop, y disfruta al máximo de todos los planes que te habías propuesto hacer luciendo tan radiante como el sol que nos espera. ¡Sin duda, te lo mereces!

.