Tu primera vez: ¿Cómo es una primera sesión en Pelostop?

¿Quién no recuerda el primer día de cole? O la primera vez que besaste a aquel chico que te gustaba tanto, la primera vez que entraste en tu nuevo hogar, el primer día de trabajo, el primer día en casa con tu bebé y muchas otras experiencias que realizaste por primera vez y que forman parte de la historia de tu vida.

Escribimos nuestro propio diario de experiencias y aprendemos de ellas. Siempre hay un primer momento para todo. Hay un sentimiento de emoción cuando recordamos nuestras primeras experiencias; nunca se disfruta una vivencia igual que la primera vez ¿verdad?

Sin embargo, es habitual que sintamos cierto recelo a lo desconocido como método de defensa, pero la mejor manera de solucionarlo es anticiparse a ese futuro que nos espera. Cuanto más conozcas de esa nueva actividad que vas a realizar por primera vez, sentirás mayor seguridad para llevarla a cabo.

En Pelostop somos conscientes de la importancia de la información en lo que respecta a vuestra primera sesión de depilación láser. En este post, te lo vamos a poner más fácil, explicándote al detalle cómo va a ser tu primera visita y tu primera sesión.

Continue reading

¿Son incompatibles depilación láser y tatuajes?

Estás pensando en hacerte un cambio, ya estás cansad@ de verte siempre igual, y quieres dar un toque diferente a tu piel. Has pasado muchas veces por ese salón de tatuajes que se encuentra de camino al trabajo y ya has tomado la decisión de hacerte ese tattoo que siempre has deseado. Y es que los tatuajes están de rabiosa actualidad. Tanto que es raro encontrarnos con uno de nuestros actores, cantantes o celebrities favoritos que no luzca uno. Definitivamente, los tatuajes están de moda.

Ya tienes decidido tu tatuaje preferido y en ese momento te asaltan ciertas dudas; en si te quedará bien, si te dolerá al hacértelo, en qué cuidados tendrás que seguir después, si podrá darle el sol…

Sin embargo, tal vez no te hayas preguntado qué pasará con tu depilación después de tatuarte. Porque, no nos engañemos; cuando vemos una de esas fotos con espectaculares tatuajes recién hechos, rara vez se nos ocurre pensar en que el tatuador siempre depila la zona antes de tatuar y que, tarde o temprano, el vello volverá crecer sobre esa piel.

Y, admitámoslo, un tatuaje cubierto de vello es algo realmente feo.

El hecho es que hay algunos aspectos acerca de la depilación láser sobre zonas tatuadas que deberías saber antes del primer pinchazo. Para ayudarte con esto, aquí tienes respuesta a alguna de las dudas más comunes sobre depilación láser y tatuajes:

  • ¿Puede crecer el vello sobre un tatuaje?

Los tatuajes no impiden el crecimiento del vello; si te has tatuado alguna parte de tu cuerpo donde habitualmente te crece el vello, antes o después éste volverá a crecer, atravesando el tatuaje poco a poco hasta cubrirlo, con el inevitable efecto anti-estético que esto supone.

  • ¿Es peligro afeitarse o depilarse con cera sobre un tatuaje?

En primer lugar, debes saber que un tatuaje es, en realidad, una erosión en tu piel. Si nos afeitamos o depilamos con cera antes de que el tatuaje haya sanado del todo, podemos llegar a lastimarnos o provocarnos una infección. Es conveniente esperar un período de tiempo prudencial hasta que el tatuaje haya cicatrizado por completo; más vale tener una pierna tatuada con vello durante unos meses, que sufrir una herida que pueda dejar cicatriz.

Además, piensa que, si decides depilarte con maquinilla, el vello crecerá más fuerte en esa zona y saldrán raíces anti-estéticas y el desagradable vello de punta. Si optas por las pinzas o la cera, el resultado será mejor, aunque más doloroso, y no evitará que el vello siga creciendo sobre tu tatuaje.

  • ¿Podemos tatuarnos después de depilarnos con láser?

Por supuesto que sí. De hecho, lo aconsejable es que, antes de empezar con tu tatuaje, realices un tratamiento completo de depilación láser sobre la zona donde te vas a tatuar y, unos meses después de su finalización, podrás acudir a tatuarte sin ningún problema.

depilación láser y tatuajes

  • ¿Existen riesgos al depilarnos con láser una zona tatuada?

Sí, en el caso de que apliquemos el láser directamente sobre la piel tatuada.

Como hemos explicado en anteriores ocasiones, el calor que genera el láser destruye los folículos pilosos de nuestro cuerpo donde se encuentra el vello, lo que permite que la depilación sea duradera. Para que esto sea posible, el calor del láser primero activa la pigmentación oscura de la melanina.

Pero, si realizamos una depilación en piel tatuada, el láser asimilará que los colores del tatuaje son pigmentos oscuros que debe activar y en consecuencia, quemará tu piel sin quitar los vellos. Además, los colores del tatuaje serán absorbidos por la luz del láser, lo que puede ocasionar desde una distorsión del dibujo hasta su total eliminación.

De hecho, el uso del láser sobre la piel fue en un principio pensado para borrar los dibujos tatuados, aunque posteriormente su uso derivó hacia la depilación que hoy conocemos.

  • ¿Tener un tatuaje impide depilarnos con láser?

En ningún caso. Depilación láser y tatuajes no son incompatibles; es tan sencillo como cubrir el tatuaje y aplicar el láser alrededor del mismo, pero no sobre él – por el motivo que hemos explicado antes-. Pero, que no puedas depilarte con láser sobre tu tatuaje, no implica que debas renunciar a depilarte el resto de tu cuerpo de forma segura y permanente.

Evidentemente, el vello seguirá creciendo sobre la zona tatuada, por lo que tendrás que utilizar un método complementario en este lugar, si no quieres arriesgarte a que tu tatuaje se deforme.

  • Entonces, ¿Cómo debería actuar si quiero tatuarme?

La solución está clara: planifica tu tatuaje con antelación.

Piensa que, básicamente, tienes tres posibles opciones a elegir:

  1. Puedes tatuarte hoy y aceptar que tendrás que depilarte a mano siempre sobre la zona que te hayas tatuado, si no quieres que tu tattoo quede escondido bajo el vello.
  2. Puedes optar por hacerte un tatuaje con sustancias naturales, como la henna, que se borrarán al cabo de unas semanas tras lo cual podrás seguir depilándote con láser sin ningún riesgo.
  3. O bien, puedes elegir pasar previamente por tu centro Pelostop para someterte a un tratamiento de depilación láser sobre la zona donde vayas a tatuarte y, una vez que éste haya finalizado, acudir con total comodidad a tu salón de tatuaje. Así podrás lucir siempre tu tatuaje, sin preocuparte más por el molesto y anti-estético vello corporal.

Iniciando el tratamiento de depilación láser, paso a paso

Cuándo nos decidimos a realizar un tratamiento de depilación láser debemos tener en cuenta una serie de factores:

 

  1. Recurrir a un centro especializado con experiencia en el sector y que cuente con un equipo de profesionales altamente cualificados. Informarse bien sobre el tipo de tecnología que utilizan, ya que no es lo mismo fotodepilación que láser.
  2. Decidirte por Pelostop, el centro Especialista en Depilación Láser.
  3. En la primera visita realizaremos
    1. un estudio personalizado del tipo de piel; grosor, cantidad y color del vello de la zona a depilar para adaptar el tratamiento a cada uno de los pacientes.
    2. Test de idoneidad. La técnico láser nos realizará, a modo de prueba, unos disparos sobre la zona a tratar para que el cliente compruebe el efecto del láser sobre su piel.
    3. Tras esta evaluación, se realizará un presupuesto a medida, según las necesidades de depilación y tratamiento que tenemos.
    4. Seguir las instrucciones que nos indica el centro al pie de la letra para garantizar el correcto desarrollo y la efectividad del tratamiento.

 

Una vez que se han tenido en cuenta estas indicaciones ya se puede comenzar el tratamiento.

En la primera sesión láser es importante que la piel de la zona a depilar esté perfectamente limpia, es decir, sin restos de desodorante (en las axilas), maquillaje (en la cara) o cremas (en el resto de la piel). Ante cualquier duda, se debe preguntar al personal de Pelostop.

 

Tanto si nos depilamos con el láser Alejandrita como con el láser Diodo, podremos rasurarnos un día o dos antes de la sesión. Si la primera sesión de depilación es el mismo día de la primera visita, la técnico serán la encargada de rasurar la zona para dar comienzo a la sesión de láser.

En cada una de las sesiones las técnicos nos proporcionaran unas gafas para proteger los ojos de la luz del láser.

A continuación el técnico deberá programar la máquina de láser a la intensidad adecuada para tu piel y procederá a aplicar la luz láser sobre la zona escogida, así en repetidas ocasiones hasta incidir sobre la totalidad del vello de la zona del cuerpo que se está tratando.

Por último una vez acabada la sesión, es adecuado aplicar un gel efecto frío con aloe vera para evitar posibles enrojecimientos de la piel.

En el resto de sesiones posteriores el procedimiento será el mismo, recurriendo como único método de depilación la cuchilla.

Finalizadas el número de sesiones necesarias en el tratamiento para eliminar el vello corporal, lo único que deberemos realizar es una sesión de repaso anual, si procede.