¿Te gustaría marcar abdominales?


Estamos en pleno verano y casi si darnos cuenta. Es el momento de presumir de abdominales en la playa, en la piscina, o por la calle con una camiseta ajustada.

Aunque lo hemos ido dejando y dejando y ahora nos ha pillado el toro. Nos entran las prisas de ponernos en forma para alcanzar el físico que queremos, con un vientre plano y los dibujos perfectos de una tableta de chocolate. Pero, ¿cómo conseguirlo?

.

Consejos básicos que debes tener en cuenta para tus ejercicios

1. Los abdominales no lo son todo

Es importante realizar estos conocidos ejercicios. ¡Pero no machaques en exceso solo esa zona! debes saber que, trabajando solo los abdominales, sin otro tipo de acciones complementarias, seguramente no conseguirás los resultados que buscas. Es muy importante combinar los ejercicios con un plan de trabajo cardiovascular, y una alimentación baja en grasas.

.

2. Combina diferentes ejercicios de abdominales

Dentro de ese plan integral, debes incluir tablas variadas que trabajen la zona abdominal. El ejercicio tradicional de elevar el torso, tumbados boca arriba, podemos complementarlo con otras figuras o posiciones, como sería la elevación pausada de las piernas, las llamadas flexiones en plancha, elevaciones laterales y abdominales oblicuas.

.

3. Ejercicios con la intensidad necesaria

Los ejercicios, abdominales o de cualquier tipo, deben crecer en intensidad progresivamente. En el momento que notes que no te cuesta trabajo realizarlos, tendrás que añadir una mayor intensidad a tus ejercicios. No olvides que el ejercicio es esfuerzo.

Esa tableta de chocolate que todos queremos te va a costar trabajo. Para conseguirla, tendrás que trabajar los abdominales para que se originen “micro lesiones” en los músculos. Cuando éstas se recuperen, se desarrollarán nuevas fibras musculares, que siendo constante acabarán adoptando la forma similar al de una tableta de chocolate.

.

4. Trabajo sí, pero con descansos

El descanso no solo es para recuperar el aliento. Como hemos visto, es fundamental para la actividad y recuperación muscular. No hablamos solo de descanso en medio de los ejercicios, sino que debes dejar días de descanso, para que tus músculos de la zona abdominal se recuperen. Esos días, puedes concentrarte en otro tipo de ejercicios, diferentes a los abdominales, pero muy buenos para bajar la grasa corporal general.

.

5. La alimentación para muscular la zona abdominal

Es muy importante que combines los ejercicios para quemar la grasa abdominal, con una dieta adecuada, baja en grasas y rica en aporte de vitaminas. La alimentación baja en calorías es imprescindible para marcar abdominales. Así que, aunque cueste, debemos olvidarnos de abusar de las cervecitas.

Te aportamos algunas pautas de nutrición:

  • Varias comidas al día. Está probado que se queman más grasas realizando cinco o seis comidas diarias, que con dos o tres tomas. Una pieza de fruta, un snack saludable o un yogurt desnatado, a media mañana, media tarde o ante de acostarte, aportará a tu cuerpo los nutrientes que necesitas y saciará tu apetito.

la alimentación para conseguir abdominales

  • Las proteínas adecuadas. En cualquier dieta que pretenda disminuir las calorías y quemar grasas, no pueden faltar las proteínas. Por ejemplo, huevos, legumbres, carnes bajas en grasas como el pavo, y pescados como el atún o el bonito.
  • Carbohidratos. Se trata de otro nutriente fundamental para tu alimentación, si quieres conseguir un cuerpo musculado. Entre los alimentos más interesantes que contienen carbohidratos, encontramos el arroz integral, la pasta, las verduras y las patatas.
  • Hidratación y líquido abundante. Tienes que beber con frecuencia a lo largo del día, para que esos carbohidratos se transformen en la energía que tu cuerpo necesita. Ahora en verano, puedes hidratarte con zumos de frutas, o batidos.
  • Desayuno y cena. El desayuno es el momento adecuado para tomar los nutrientes precisos para tu actividad física y mental. Debe ser energético y saludable. Lácteos, fruta, zumos, cereales y fibra, no pueden faltar. En lo que a la cena se refiere, tiene que tener más aporte en proteínas que en carbohidratos. ¿Qué alimentos incorporar a tu cena? No olvides que algunos pescados, como el salmón y el atún, ayudan a la actividad de tu organismo con ácidos grasos omega 3 muy saludables.

 

Después de todos estos consejos, solo te falta acabar definitivamente con el vello del torso para que se aprecie todo el curro del gimnasio. Así que ¿a qué esperas para pasarte por Pelostop?