TRATAMIENTO REDUCTOR POR CAVITACIÓN

La acumulación de lípidos en el organismo responde a algunos factores que podemos controlar, como la alimentación o practicar deporte con regularidad, pero también a otros que no pueden alterarse, como la edad, el sexo, el metabolismo o la constitución física de cada uno/a. De ahí que la grasa se concentre en exceso en determinadas partes del cuerpo, que varían dependiendo de si se es hombre o mujer, y que es difícil de eliminar. Por suerte, los tratamientos de medicina estética corporal aportan soluciones eficaces, seguras e indoloras para este problema. Por ejemplo, un tratamiento reductor por cavitación como el que ofrecen los centros de Grupostop.

Como se ha indicado, el sexo es un aspecto determinante por lo que respecta al lugar en el que se localiza la grasa. Mientras que en el caso de las mujeres se concentra especialmente en la zona gluteofemoral —es decir, en caderas, nalgas y muslos, donde se forman las llamadas cartucheras—, el abdomen acostumbra a ser el punto crítico para los varones. Además, la población femenina suele presentar entre un 6% y un 11% más de grasa que los hombres. Este fenómeno es aún más desconcertante si se tiene en cuenta que ellas consumen menos calorías diarias y, además, las queman en mayor cantidad cuando hacen ejercicio.

Los cambios hormonales, así como el embarazo y la lactancia, son una de las razones por las que las mujeres tienden a acumular más lípidos, ya que el cuerpo va almacenando reservas energéticas para crear y desarrollar una nueva vida y, tras el parto, para que la madre pueda alimentar al recién nacido.

Pese a la dificultad de acabar con la grasa localizada, el tratamiento reductor por cavitación ofrece desde la medicina estética un método efectivo para tratarla, sin efectos secundarios relevantes y de una forma mínimamente invasiva, a diferencia de lo que ocurre en ciertas intervenciones de cirugía estética, como la liposucción.

VENTAJAS DE LA CAVITACIÓN

 

SIN ANESTESIA

Uno de los principales beneficios de la cavitación es que no precisa de anestesia. Además, la comunicación entre el profesional y el paciente durante el proceso hará que el primero aplique la cantidad precisa de ultrasonidos en la zona en cuestión, evitando así la aparición de efectos secundarios.

RÁPIDO Y SEGURO

Cada sesión dura de 30 a 90 minutos, si bien la duración media es de unos 40 minutos. Al acabar, el paciente podrá retomar su rutina diaria de inmediato. Únicamente se aconseja que beba mucha agua y que siga una dieta equilibrada para obtener un resultado a largo plazo. Para que este sea aún más visible, suelen ser necesarias varias sesiones, si bien el número variará según el área tratada, su extensión y la respuesta del paciente al tratamiento.

SIN EFECTOS SECUNDARIOS

La cavitación médica se considera un tratamiento no invasivo, efectivo y seguro. Si se lleva a cabo correctamente —de ahí la importancia de confiar en profesionales con experiencia, como los del Grupostop—, los efectos secundarios, si los hubiere, serán mínimos y de escasa relevancia, y no tardarán en desaparecer. Entre los más habituales, destacan una cierta sensación de adormecimiento y calor en la zona tratada, la aparición de algún pequeño hematoma en el área en que se realizó la cavitación o un cierto enrojecimiento pasajero.

 

SERVICIO PERSONALIZADO

¿Tienes más dudas acerca del tratamiento reductor por cavitación? Si es así, contacta con nuestros centros de medicina estética en Madrid, Sevilla y otras ciudades en España. Nuestros profesionales te orientarán en todo lo que necesites y te ayudarán a verte aún mejor.

Por ejemplo, si estás embarazada, lactando o tienes alguna enfermedad, nuestros profesionales te podrán asesoran de cuándo es el mejor momento para comenzar tu tratamiento y qué enfermedades están contraindicadas.

CONOCE LOS TRATAMIENTOS DE MEDICINA ESTÉTICA CORPORAL

400x600_acido hialuronico

Reducción por Cavitación

400x600_hidroxiapatita calcica

Eliminación de grasa por criolipolisis

_MG_0623

Reducción por hidrolipoclasia

Mesoterapia Corporal

Presoterapia

Radiofrecuencia corporal

400x600_mesoterapia facial

Rejuvenecimiento por IPL

400x600_peeling

Rejuvenecedor con láser

400x600_mesolipoterapia

Mesolipoterapia

¿CÓMO SE REALIZA LA CAVITACIÓN?

 

Entrevista Personal

Antes de someterse al tratamiento de cavitación, es necesario que el paciente mantenga una entrevista personal con el especialista, para que este determine qué áreas deben tratarse y si esta técnica es la más adecuada, en función de sus características físicas y la cantidad de grasa que se desea eliminar. En este sentido, hay que subrayar que la cavitación está indicada únicamente para acabar con la grasa localizada que no puede eliminarse mediante dieta o actividad física. De ahí que en ningún caso deba considerarse como una manera de combatir el sobrepeso o la obesidad.

Pruebas Específicas

Si el profesional considera que se puede realizar una cavitación, entonces prescribirá pruebas específicas para que el paciente verifique algunos parámetros, como los niveles de colesterol y la función hepática y renal, con el fin de garantizar un tratamiento eficaz y seguro. Generalmente, la cavitación medicoestética no exige ninguna preparación especial. Sin embargo, es muy importante que el paciente ingiera abundante líquido durante los dos o tres días previos al tratamiento. De hecho, cuanto mayor sea la cantidad el líquido más microburbujas se formarán por los ultrasonidos y más efectiva será la cavitación.

Tratamiento

Si el paciente no puede hidratarse adecuadamente, es posible inyectar una solución fisiológica en el tejido subcutáneo unos minutos antes de comenzar el procedimiento. Durante la cavitación, el profesional aplicará las ondas ultrasónicas sobre las áreas del cuerpo que precisan de tratamiento, efectuando una serie de masajes. Esta técnica es indolora, aunque es posible percibir una cierta sensación de calor y hormigueo.

Por otro lado, la cavitación puede realizarse de forma independiente o como parte de otros tratamientos de medicina estética, como la hidrolipoclasia.

QUÉ ES LA CAVITACIÓN ESTÉTICA Y EN QUÉ CONSISTE

La cavitación es un fenómeno físico consistente en la formación de pequeñas burbujas de vapor o gas en un líquido, causada por las variaciones que este sufre en su presión. Esto se aprovecha en el ámbito de la medicina para diversos fines, como eliminar cálculos renales o realizar divisiones celulares o moleculares. Asimismo, en el caso de la medicina estética, la cavitación se emplea desde la década de 1990 para destruir la grasa acumulada y corregir las imperfecciones de la piel, como la celulitis, conocida popularmente como piel de naranja.

Este tratamiento estético utiliza la cavitación mediante ultrasonidos que se aplican con un aparato médico especial. Cuando se utiliza la cavitación para eliminar los depósitos de grasa localizados, estos instrumentos generan ultrasonidos en frecuencias muy precisas, que llegan al tejido adiposo subcutáneo. Estas ondas son capaces de causar cambios de presión y temperatura en el fluido intersticial o tisular (es decir, el líquido que hay entre las células adiposas, también denominadas adipocitos oi lipocitos).

Dichas variaciones forman microburbujas de vapor que, por efecto de las ondas ultrasónicas, aumentan y disminuyen de tamaño rápidamente, hasta que acaban implosionando. Esto genera una gran cantidad de energía que rompe la membrana de los adipocitos presentes en la zona, lo que hace que estos liberen la grasa almacenada. Los lípidos en cuestión serán procesados por el hígado y, finalmente, eliminados del cuerpo, tal y como sucede con las grasas procedentes de los alimentos.